Mil palabras que valen una imagen

menores en el parqueHola lectores y lectoras del blog, la entrada que hoy publicamos es un tanto especial debido a la "delicadeza" de la misma. Después de varias cábulas, de darle vueltas y de valorar la publicación de este material nos hemos decidido a lanzarlo. Publicamos este material porque queremos dar a conocer la realidad de las personas que nos rodean, la realidad de este menor que un día llegó a nuestro país y que aunque reflejamos aquí su viaje, podría ser el de cualquier otro. Esta podría ser la historia de Mohamed o de Adil o de Othman.

Bien, explicaré que es lo que vais a leer, no es ni más ni menos que una entrevista que se llevó a cabo en el 97 en un centro de menores a un chico que allí residía. Lo único que he hecho es transcribirla y dejarla en el blog para que todos y todas podáis leerla, no he movido ni una coma. Por ética profesional hemos ocultado datos que puedan identificar a los protagonistas. No se darán aquí datos reales como el centro donde está hecha la entrevista, el nombre del menor (M), el de la persona que dirige la entrevista (D), o el del traductor (T). Señalaremos también que aunque aquí aparece redactado el documento en castellano, la entrevista se ha hecho simultáneamente en árabe y castellano con un intérprete que se ocupaba de que la comunicación fluyera en ambas lenguas.
 

Comienza la entrevista con unas palabras en árabe que leen una Sura del Corán, después se traduce esa Sura que dice así:

T:  "La unidad de Dios, Dios es uno, al que todos los seres se dirigen no ha engendrado y no ha sido engendrado, no tiene igual"
Hay unos momentos de silencio.

T:  "Bueno, te agradecemos mucho que te hayas presentado voluntario a esta entrevista que va a ser grabada, como sabes, y no vamos a decir tu nombre ni quien eres tú. Sólo queremos saber un poco de tu vida, el traslado aquí en España y todo eso, cómo estás con tu familia, empezando por la familia: ¿puedes hablarnos un poco de tus padres? Si quieres puedes hablar en castellano, si no, puedes hablar en árabe y yo traduzco."

M:  "No puedo decir todo en castellano, voy a hablar en árabe".

M: "Antes, cuando era pequeño me llevaba muy bien con mis padres, pero cuando cumplí 11 años, hubo un conflicto entre los dos y se han separado."

D: "¿Nos puedes hablar un poco más de este conflicto?"

M: "Hasta ahora yo no sabía nada de eso, eso es muy fuerte, no quiero hablar de eso, me emociona mucho, mucho, no quiero hablar de eso

T: "Cambiamos de tema y vamos a hablar de cuando tenías doce o trece años, de tu etapa en el colegio, ¿estudiabas en Marruecos?"

M: "Todas las semanas estudiaba por las tardes, y cuando no lo hacía trabajaba lavando coches. Los fines de semana también lavaba coches para ganar un poco de dinero para vivir. También en verano buscaba trabajo como mecánico."

D: "¿Era complicada la situación económica de tu familia en Marruecos?"

M: "Mi padre tiene dinero, pero cuando se fue, y yo sólo vivía con mi madre y mis dos hermanos pequeños y mi hermana mayor, me puse a trabajar para ayudar a mi familia."

D: "¿Qué tal las relaciones con tus hermanos?"

M: "Nos llevamos muy, muy bien, intento ayudarles cuanto puedo y que sean felices. Mi hermano pequeño también trabaja."

D: "Descríbenos tu ciudad, Tánger"

M: "Es una ciudad muy bonita, y es la ciudad que más me gusta de todo Marruecos. Es la ciudad donde he crecido y he aprendido todas las cosas que conozco en la vida."

D: "¿Cómo era el barrio donde estaba tu casa, tu entrono, por dónde solías andar, por dónde creciste?"

M: "Hasta que tenía 15 años, me lo pasaba muy bien con mis amigos, pero después de los 15 años ya no pensaba en el barrio, pensaba solamente en llegar a España"

T: "¿Jugábais a algo? ¿Al fútbol? ¿Hacíais deporte?"

M: "Tenía un vecino que era mayor que yo, cuando yo tenía 15 años este chico viajó a España, cuando pasaron dos años, este chico volvió a Marruecos con un gran coche, y allí me di cuenta que en Marruecos no tenía futuro, que tenía que venir a España para mejorar la vida de mi familia."

D: "¿Entonces quieres decir que el hecho de ver el regreso a Tánger de tu vecino fue el detonante para que tomaras la decisión de venir a España?"

M: "no solamente fue mi vecino, prefiero no hablar de este tema. He venido a España para trabajar y hacer que mi madre y mis hermanos vivan mejor. Tengo una hermana que estudiaba mucho en Marruecos y no ha tenido suerte en el intento de coger el visado para llegar a España, aunque lo ha intentado. También estoy aquí para intentar ayudarla y que pueda venir."

D: "¿Qué solías hacer con tu vecino?, ¿qué relación teníais?”

M: "No teníamos mucha relación, simplemente jugábamos al fútbol juntos, no teníamos una relación directa, es alguien mayor a quien no he visto desde hace mucho tiempo. No sé si está ahora en España o donde está."

D: "Entonces dices que desde los 15 años tu mente sólo pensaba en venir a España, ¿a qué edad viniste?"

M: "Vine con 16 años, hace 6 meses, estuve dos o tres semanas en Madrid y después fui al Centro de Primera Acogida"

D: "¿Cuánto tiempo pasó desde que decidiste que querías venir a España hasta que lo hiciste?"

M: "Estuve un año y medio intentando venir a España, pero cada vez que intentaba venir había problemas con la policía."

D: "Coméntanos cómo fue el día que llegaste a España, desde que te levantaste hasta que se hizo de noche, cuéntanos cómo fue el viaje"

M: "Fue el día que cobré el dinero del mes donde trabajaba, entonces le di ese dinero a mi madre y ella me lo devolvió para que comprara una lavadora, yo le dije a mi madre que fuese ella a comprar la lavadora, porque yo no sabía cómo se compraba o cómo era la lavadora que necesitaba mi madre, entonces fui desde mi casa a buscar a dos amigos e ir al puerto, aunque le dije a mi madre que iría a comprar la lavadora. En mi cabeza este día solamente pensaba que iba a dar una vuelta por el puerto, no tenía pensado venir a España, no quería pasar la noche en casa. Cogí un taxi para ir al puerto y después de despistar a los policías para entrar al puerto, allí vi dos autobuses y mucha gente, entonces me colé en los bajos de uno de los autobuses."

D: "¿Por qué no querías dormir en casa esa noche?"

M: "Solamente tengo a mi madre, a la que quiero mucho y no quiero hacerle daño, ayer llamé a mi madre y le he dicho que ayer fui al consulado a recoger mi pasaporte, ella estaba muy feliz por eso"

D: "¿Por qué le harías daño por dormir esa noche es casa?"

M: "Fue porque no quería comprar la lavadora, no quería dormir en casa para que mi madre no me mandara comprar la lavadora, porque yo no sabía cómo comprar la lavadora, eso es una cosa de mujeres, ellas hacen las cosas de la casa mejor que los hombres"

D:" ¿Habías ido más veces al puerto? Para pasear, ver lo que había por allí…"

M:"Yo todos los días iba al puerto, sobre todo por las noches"

D:"¿Cómo te sentías cuando estabas en el autobús?"

M: Estaba escondido casi debajo del motor y con el calor los zapatos se me derritieron, el viaje era desde Tánger a Madrid y solamente pararon una vez"

D:"¿Cuándo estabas en el autobús predominaba el miedo o la alegría porque ibas a ir a España?"

M:"El autobús solamente paró una vez, solamente quería que parase el autobús para coger un poco de aire, y la vez que paró fue muy poco tiempo y no pude bajar porque el sitio era muy estrecho y me costaba montar otra vez."

D:"¿Qué fue lo primero que pensaste cuando llegaste a España?, ¿Qué fue lo que más te costó dejar en Marruecos?"

M:"Todo el viaje estaba así1, cuando bajé del autobús no podía estirar las piernas, y los gases del autobús me sentaban muy mal, no pensaba nada, a veces me acordaba de mi madre, estuve durante mucho tiempo sin moverme, no podía estirar mis pies. No quiero hablar más de eso, prefiero olvidarlo"

D:"¿Quieres olvidar el viaje?"

M:"Sí"

T:"¿Ahora que estás en casa, qué esperas de España, qué objetivos tienes?"

M:"Estoy muy contento de estar aquí, estoy mucho mejor que en Marruecos, solamente necesito trabajar para ganar algo de dinero y poder traer a mi madre y a mis hermanos para vivir con ellos. No tengo a mi madre en la casa, pero el equipo educativo son mis padres"

D:"Has comentado dos veces que te acuerdas mucho de tu madre, que la quieres y la admiras, ¿qué es lo que admiras de tu madre?"

M:"Todo lo que ha pasado bueno en mi vida, ha sucedido gracias a mi madre, si estoy en España, ha sido gracias a ella que me ha dado dinero para vivir. Mi madre rezaba mucho para que cada vez que intentaba venir a España, ella rezaba para que Dios me ayudara en el viaje"

D:"Desde que estás en España ¿ha cambiado algo de ti, de tu forma de ser y ver la vida?

M:"He aprendido muchas cosas, lo más importante de todo es la responsabilidad, darme cuenta que me puedo ganar la vida solo, puedo hacer mi vida solo…"

D:"¿Y hay algo que siga igual que antes? ¿Algún rasgo de tu forma de ser que tú valores positivamente y no quieras perder, y de hecho no has perdido? ¿Algo que crees que te enriquece y te hace ser mejor persona?"

M:"Lo que quería en Marruecos es estudiar, continuar mis estudios, me gustaba mucho estudiar y aquí no puedo volver a hacerlo".

T:"¿No piensas estudiar aquí en España?"

M:"Mi padre me ayudaba y animaba a estudiar, él me decía que estudiase y no me preocupara de nada más, y cuando se han separado mis padres se ha roto esta confianza. Estuve estudiando hasta que llegué a España, mi idea antes era estudiar, y mi padre me lo repetía a diario, esa idea me gustaba mucho, hasta que vine a España y vi que eso ya no es posible, pues tengo otras obligaciones"

D:"Bueno, como dijimos al principio te agradecemos enormemente que hayas querido charlar un rato con nosotros, y quiero decirte que la idea que tenías en Tánger antes de venir a España, siga en tu cabeza en todo momento, la tengas clara y no te desvíes de ella en ningún momento, aunque puedas seguir muchos caminos en tu nueva vida, espero que tengas en todo momento claro hacia dónde quieres ir, y sigas el camino que te dictó tu corazón cuando estaba en Marruecos, no olvides tu proyecto y confía en ti y en tus posibilidades."

T:"Como yo también soy inmigrante y tengo a mi madre allí, sé que eso duele mucho, podemos decir que estamos muy contentos y muy bien aquí en España, que hemos aprendido mucho, que llevamos nuestra vida muy bien. Espero que cuando dejes el centro te vaya muy bien, que te salga muy bien el curso que estás realizando."

M:"Muchas gracias a vosotros"

1 El menor se levanta de su silla y se coloca en el suelo en posición fetal.

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

    5 Responses to Mil palabras que valen una imagen

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    * Copy This Password *

    * Type Or Paste Password Here *